Cómo comer bien y no arruinarse en el intento | Ynsadiet Natural
ynsadietnatural_pareja

Cómo comer bien y no arruinarse en el intento

Mucho se habla de la crisis económica, del desempleo, de la Bolsa, pero pocos, muy pocos se han parado a pensar en cómo está afectando esta recesión no solo a nuestros bolsillos, sino también a nuestra salud. Si el presupuesto se reduce, está claro que nuestros hábitos de consumo también se modifican pero, no nos engañemos, no todo vale cuando es nuestra salud lo que está en juego. Podemos sustuituir las marcas tradicionales por las blancas, la comida de restaurante por el tupper, pero nunca -y cuando decimos nunca nos referimos a JAMÁS- dejemos de tener una dieta saludable, ¡seremos pobres pero no dejemos de estar fuertes! 🙂 A esta altura os preguntaréis ¿cómo es posible comer bien y no arruinarse en el intento? Nosotros tenemos clara la respuesta: una buena alimentación no requiere mucho dinero, es más, incluso nos puede ayudar ahorrar. Tan sólo hay que echar un vistazo a la pirámide de la Dieta Mediterránea, que por cierto, ha sido reconocida como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad,  y entenderéis de qué estamos hablando. como comer bien y no arruinarse en el intentoSi nos fijamos, en la parte de abajo están los productos que, cada día, tenemos que comer en mayor cantidad. Se trata de cereales, harina, patatas, pasta, entre otros. Si subimos un escalón, nos encontramos al aceite de oliva, a las frutas, las verduras y las hortalizas. Ahora trasladémonos al mercado y comparemos el precio de un filete de carne roja (situado en la parte de arriba de la pirámide y, por tanto, cuyo consumo se recomienda solo ocasionalmente) frente a un plato de hortaliza (aconsejable a diario): 3 euros (250 g. filete de ternera) vs 0’50 euros (250g. calabacines).  Victoria aplastante, ¿verdad? Pues lo mismo ocurriría si siguiésemos comparando el precio de la fruta para el postre frente al de la repostería o el de los embutidos frente a las ensaladas, por poner algunos ejemplos. Céntimo a céntimo podríamos ahorrarnos muchos euros. La sabiduría de antaño
Todos conocemos ese dicho popular que dice: ‘Sabe más el diablo por viejo que por diablo’. Pues con la comida ocurre lo mismo y nadie, mejor que nuestros mayores sabe alimentarse bien por poco dinero. Y es que, antaño, se comían más patatas, más cereales, más legumbres, más productos de la tierra, mientras que con la vida ‘moderna’ se han ido abriendo hueco en nuestros estómagos no ya solo la comida basura, sino otros platos de los que conviene no abusar como son los mariscos, el pescado azul o los embutidos excesivamente curados. Esto ha provocado que enfermedades como la hipertensión arterial, el cáncer de colon, la diabetes o la hipercolesterolemia sean más habituales en nuestros días. Sus causas están relacionadas con el exceso de azúcar refinado en la alimentación, de sal y de grasas mientras que existe gran escasez de fibras. Si miramos en nuestras despensas, no tardamos en ver la viva imagen del despilfarro:
  • ¿Qué encontramos en mayor cantidad… repostería comercial o artesanal? Pues nos atrevemos a apostar que de la primera.
  • El aceite de oliva virgen. Mientras que la dosis diaria recomendada es de dos cucharadas por persona, la mayoría de nosotros no duda en abusar de fritos, rebozados, empanados, regarlo a grandes chorros por las ensaladas…
  • ¿Y qué hay de las bebidas con gas? ¿Quién no tiene una botella de dos litros de esa mal conocida por ‘chispa de la felicidad’? Pues no, señores, los dos litros de líquido que tenemos que beber al día son de agua, no de bebidas con gas, una alternativa mucho más barata y saludable.
Algunos consejos para capear la crisis mientras adelgazas:
  1.  Es una evidencia, pero si comes raciones más pequeñas,   gastas y engordas menos.
  2. Come pausadamente y mastica bien, así te saciarás antes.
  3. Evita el picoteo, las visitas a la nevera y a la máquina expendedora entre horas son un agravio para nuestro bolsillo.
  4. Sustituye la carne por los vegetales. Lo que dijimos antes, están a mejor precio.
  5. Pásate a los zumos y al agua, aportan más nutrientes y  no nos hinchan como las bebidas con gas o el alcohol.
  6. Ponte el gorro de chef. Cocina tú mismo y controla los ingredientes y las grasas perjudiciales.
  7. Sigue los consejos de un especialista. Un sistema integral como el  de Dietasol de control de peso, te ayuda a conseguir tus objetivos de una forma económica, siguiendo una vida sana y equilibrada.
  8. Y por último, pero no menos importante, como dice la canción ‘Always look at the bright side of life’. Sonríe, ahora que ya sabes que en tiempos de crisis cuidar tu alimentación puede resultar un ahorro. Felicidad es salud.
Comparte este artículo
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someoneShare on Tumblr

Etiquetas:, , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Ley de Protección de Datos.
Los datos que se solicitan en el presente formulario son de cumplimentación obligatoria, para el caso de que desee que su sugerencia o consulta le sea contestada; y su utilización y tratamiento estará restringido a la gestión y servicio de su propia solicitud de consulta, así como para mantenerle informado de futuras promociones, noticias y novedades relacionadas con el sector por parte del responsable del fichero, YNSADIET, S.A. C/ Isaac Peral, 3 P.I. Nª Sra. de Buarque, 28914 Leganés (Madrid). Podrá ud. ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, con relación a los datos facilitados, en los términos previstos por la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Carácter Personal y disposiciones que la desarrollan, dirigiéndose por correo postal a la dirección antes indicada, Att. Departamento de Comunicación online o enviar un correo electrónico a la dirección contacto@ynsadiet.com


Comentarios (3)

  • Silvia H.Q

    |

    Hola, He estado en tratamiento para adelgazar con Sonia y tengo que decir que es una profesional, que me ha enseñado a comer y aunque ahora se de qué forma perder peso cuando hago algún exceso, la echo de menos por lo motivadora y profesional que es en su trabajo.

    Responder

    • admin

      |

      Gracias por tu comentario, Silvia. Sonia es motivación y sonrisas, en Dietasol sabemos que el optimismo es la mejor manera de inyectar energía y alcanzar un proyecto. ^__^

      Responder

Deja un comentario