Los peligros de la hipertensión | Ynsadiet Natural
ynsadietnatural_pareja

Los peligros de la hipertensión

Padecer hipertensión, o lo que es lo mismo, tener la tensión alta, afecta gravemente a la calidad de vida, ya que perjudica al funcionamiento del corazón, cerebro y riñones, aumentando el riesgo de sufrir un ataque cardiaco, un derrame cerebral o una insuficiencia renal. Para vigilar nuestra tensión, indiferentemente de la edad que tengamos, debemos seguir unas correctas pautas alimentarias y, si lo necesitamos, podemos recurrir a la fitoterapia y el poder de las plantas medicinales. ¿Qué podemos hacer? Lo primero: ¡seguir leyendo este post!

Captura de pantalla 2013-06-19 a la(s) 12.39.15

La hipertensión

Se conoce como hipertensión arterial el aumento de las cifras tensionales como consecuencia de un aumento de la presión sanguínea en el interior de los vasos arteriales. Las arterias comienzan a estrecharse o a contraerse, aumentando la resistencia que ofrecen al flujo de sangre que pasa a través de ellas. De esta forma, obligan al corazón a trabajar con más intensidad para impulsar la sangre en su recorrido por todo el cuerpo.
La hipertensión afecta a un alto porcentaje de la población y conlleva graves consecuencias para la salud y para la vida. La padecen en la actualidad más del 20% de los adultos entre 40 y 65 años y el 50% de los mayores de 65 años. Por lo general no se detecta fácilmente, ya que sus síntomas no son detectables hasta que no llegan a una fase más avanzada, y ya suponen una amenaza para nuestra salud. Por ello debemos vigilar siempre que estemos dentro de unos parámetros saludables.600974_23420488 Los síntomas que suelen aparecer son:
  • sangrados por la nariz
  • arritmias
  • dolor de cabeza
  • visión borrosa
  • mareos
  • percepción de sonidos anormales
Factores que favorecen su aparición –       Herencia: el 70% de los hipertensos tienen uno o más familiares directos con hipertensión –       Sexo: más frecuente en hombres en edades tempranas y en mujeres a partir de los 60 o 65 años. –       Edad: aumenta la incidencia con el paso de los años, en parte debido a la arterosclerosis “fisiológica” –       Sensibilidad particular a la sal y a su abuso –       Sobrepeso: la disminución de peso se acompaña con una mejoría evidente de la hipertensión arterial –       Consumo excesivo de alcohol –       Sedentarismo –       Uso de anticonceptivos orales y otros medicamentos –       Menopausia, en el caso de las mujeres –       Componentes de la dieta: proteínas, grasas saturadas e insaturadas, colesterol, sodio, potasio, magnesio, cloro, fósforo, cobre, plomo… De todos ellos, el más importante es el sodio (sal). El sodio actúa elevando la presión sanguínea, aumentando el volumen circulante por aumento de agua y aumentando el tono muscular de la pared arterial, haciéndola más sensible a los estímulos hipertensivos. –       Estrés: las situaciones de estrés producen un aumento de la producción de noradrenalina, que tiene efecto hipertensor. Nuestras recomendaciones para reducir la hipertensión arterial1059133_14728933
  • Verduras: 4 o 5 raciones cada día. Sobretodo aquellas ricas en magnesio, potasio, y fibra (espinacas, tomates, judías verdes…)
  • Fruta: 4 o 5 raciones diarias. Entre las más recomendadas están el melocotón, ciruelas, piña, plátanos, uvas…
  • Cereales integrales: 7 u 8 raciones al día, entendiéndose por ración una rebanada de pan o media taza de cereal cocido.
  • Lácteos desnatados o bajos en grasa: 2 o 3 raciones diarias
  • Pollo, pescado o carne no roja: 2 raciones al día como máximo
  • Semillas, frutos secos sin sal, o legumbres: 4 raciones semanales. Entre los más recomendados están las nueces, almendras, guisantes, lentejas y alubias.
  • Grasas: de 2 a 3 raciones diarias. Se considera una ración una cucharadita de aceite vegetal o de mayonesa o margarina baja en grasas.
  • Dulces: 5 raciones a la semana, siendo una ración una cucharadita de azúcar o de mermelada o 15 gr. de caramelos.
Además, podemos recurrir a plantas como el Espino Blanco, la Melisa o el Olivo, que nos ayudan a tonificar el sistema nervioso y que se han utilizado tradicionalmente por sus propiedades beneficiosas para la circulación. tensicap ynsadiet fitosolespino blanco fitosol ynsadietolivo fitosol ynsadiet
Comparte este artículo
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someoneShare on Tumblr

Etiquetas:, , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Ley de Protección de Datos.
Los datos que se solicitan en el presente formulario son de cumplimentación obligatoria, para el caso de que desee que su sugerencia o consulta le sea contestada; y su utilización y tratamiento estará restringido a la gestión y servicio de su propia solicitud de consulta, así como para mantenerle informado de futuras promociones, noticias y novedades relacionadas con el sector por parte del responsable del fichero, YNSADIET, S.A. C/ Isaac Peral, 3 P.I. Nª Sra. de Buarque, 28914 Leganés (Madrid). Podrá ud. ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, con relación a los datos facilitados, en los términos previstos por la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Carácter Personal y disposiciones que la desarrollan, dirigiéndose por correo postal a la dirección antes indicada, Att. Departamento de Comunicación online o enviar un correo electrónico a la dirección contacto@ynsadiet.com


Deja un comentario